cabecera

La Crisis De Los 40

escrito el 10 febrero en Otros por

Es tarde, son las 12:30 de la noche, no puedo dormir.  Me he levantado, me he mirado al espejo y me he puesto a reflexionar sobre  la crisis de los 40. He empezado a mirar fotos y ha darme cuenta de qué en esas fotos, mis párpados no estaban caídos, ni tenia surcos, mi piel estaba perfecta sin manchas, la gravedad se esta apoderando de mi!!.

Siempre he preguntado a las amigas que eran mayores que yo, que si  eso de la crisis era verdad, y ellas siempre me decían con rotundidad: !! Y tanto que es verdad ¡¡ ya lo comprobaras por ti misma. ¡¡¡y tanto que lo estoy comprobando por mi misma!!!.

Bueno, ¿Sabéis una cosa?, creo qué no miraré más fotos y además me niego a intentar parecer más joven, si tengo los párpados caídos lo mejor es que a partir de ahora me maquille con sombras de ojos cremosas para evitar que se note más las arruguitas de los párpados, intentare luchar contra la gravedad de mi trasero haciendo pilates y  mimando mi cuerpo y cara como lo estoy haciendo hasta ahora con mis tratamientos de belleza, y no le voy a dedicar ni un solo minuto a los absurdos pensamientos que me vienen a la cabeza de vez en cuando.

Así que si estáis pasando la dichosa crisis de los 40,  mi mejor consejo es: No mires atrás, mira a tu alrededor, mira a tus hijos, a tu marido, mira lo que has conseguido a lo largo de estos años. Ellos te quieren tal y como estas, no nos empeñemos en tomar el elixir de la eterna juventud y parecer muñecas llenas de botox. Aceptar los años y envejecer con dignidad es el mejor ataque a esta absurda crisis.

 

1 Comentario

  • Marta dice:

    Estoy totalmente de acuerdo contigo. Aunque sea una frase muy manida, la belleza está en nuestro interior y quien nos quiere no lo hace porque estemos más o menos arrugadas o delgadas.
    Lo más importante es quererte a si misma y sentirte bien con lo que tienes, porque los demás lo notarán y no verán tus arrugas si tú no se las haces ver.
    La que es guapa por dentro, es guapa por fuera.
    Un abrazo

Escribe un Comentario