cabecera

Los Horrores De Una Novia: En Busca De La Peluqueria Perfecta.

escrito el 29 mayo en Otros por

Parece increíble todas las cosas que le pueden ocurrir a una futura novia. Aunque ya me he casado hace muchos años, tengo que reconocer que nunca me he vestido de blanco.
Encontrar el vestido de mis sueños no ha sido nada fácil, tenía tan claro lo que quería, que la tarea de buscar el vestido se me complicaba aún más si cabe.

Me dirigí a Rosa Clara con dos de mis amigas. siempre soñé vestirme de novia con uno de sus vestidos. Las tres estábamos absolutamente emocionadas, aunque ellas andaban con un poco de sueño, y mientras yo me probaba un vestido y otro sin éxito alguno, ellas se aburrían y no paraban de bostezar, fue lo más divertido de ese día. Salimos de Rosa Clara un poco decepcionadas, no me lo podía creer, ¿donde estaban esos vestidos tan maravillosos que veía siempre que pasaba por allí en sus escaparates?. Al día siguiente llame a la señorita que nos había atendido y le explique el tipo de vestido que yo buscaba, en un principio me dijo que el vestido que yo quería era de otra temporada y no sabía sí me lo podría conseguir. Al cabo de unos días me llamo para decirme que me había localizado uno. Por fin ya tenía vestido. Ahora tocaba encontrar la peluquería perfecta, que no por eso tiene por que ser la más cara.

Después de la experiencia con Le Salón y de la estafa que me pretendían hacer, ya sabéis tod@s que me puse en contacto con Lorena Morlote. Vaya cagada!!!., iba de mal a peor, no por el presupuesto que me dieron, ya os conté que el presupuesto era menos de la mitad del que me dieron en Le Salón, pero la experiencia con la diva a sido terrible.
La primera vez que quedamos con ella en su Peluqueria de Madrid, nos dejo plantadas, imaginaros como se nos quedo la cara!!!, después de levantarnos a las 6 de la mañana para coger el puente aéreo, cuando llegamos a la peluquería empieza su secretaria a excusarla, primero nos dijo que estaba a punto de llegar, eso era sobre las 11 de la mañana, a las 13:00 que no la localizaba, a las 15:00 que había tenido un golpe con el coche. Mi cara se iba descomponiendo por momentos. A las 15:30 deciden que nos iban a hacer  el color mientras ella llegaba, pero ella no aperecio por la peluquería. Jamás en mi vida me habían hecho tan mal el color, tenía el pelo amarillo pollito, ¡¡¡DIOS como me podía pasar eso en una peluquería de ese nivel!!.. Cuando terminamos era bastante tarde y teníamos que marchar para el aeropuerto cagado leches, mi amiga en vez de mechas llevaba más lunares en el pelo que un traje de flamenca y yo parecía piolin.
Una vez montadas en el avión, nos miramos las dos y dijimos: ¡¡ vaya tomadura de pelo!!,  y nunca mejor dicho.
Aún así le quisimos dar una segunda oportunidad y nos citaron a la semana siguiente, claro que nosotras insistíamos que por favor no volviera a pasar lo de la vez anterior, su secretaria nos pidió disculpas y nos aseguro que no volvería a pasar.

A la semana siguiente, mi amiga y yo volvimos a coger el puente aéreo con la esperanza de que nos arreglaran el estropicio del pelo y  por fin poder ver a la Diva.
Llegamos a la peluquería y aún la señorita Morlote no había llegado, nos tenían preparado las extensiones ya que como tengo poco pelo me hacia falta para poder hacerme el peinado que yo en un principio quería. Otra cagada más, a todo esto ella sin aparecer por la peluquería, mi amiga y yo nos mirábamos con absoluta desesperación, pero no perdíamos la esperanza de que ella apareciera en cualquier momento. Llegó casi a las 15:00 de la tarde, se suponía que me tenía que hacer la prueba del peinado. La manera en que empezó a cortarme la extensiones dejaba mucho que desear, es más cuando llegue a Barcelona dos días después me fui a que me las cortaran bien, pues aquello parecía que tenía sobre mi cuello un gato acostado, en vez de una melena bonita.
Cuando me dirigí al mostrador para pagar, la recepcionista me empezó a explica lo que me estaba cobrando, me dice que la prueba del peinado eran 280 euros aproximadamente, ahora mismo no lo recuerdo bien, lo que recuerdo es la cara de mi amiga de absoluto asombro. No me había hecho nada!! Sólo me puso un trozo de papel higiénico en la cabeza simulando el velo y por ese me cobraba casi 300 euros, más las extensiones y el retoque de color. No podía creer lo que me estaba pasando.

Al cabo de unos días, las extensiones se empezaron a caer, el pelo por mucha mascarilla que le ponía cada vez lo tenía más estropajoso, estaba desesperada, hasta que me hablaron de Alberto Cerdan y de Amalia su mujer, VAYA DOS PROFESIONALES!!!! Han sido mi salvación gracias a Dios.

Para quien no lo sepa, Alberto Cerdan, a sido el maestro de muchos de los que ahora tienen un nombre, como la mismísima Lorena Morlote, de muchos de los que trabajan ahora en Le Salón y de muchísimos más, con la gran diferencia de que Alberto es un Señor de la cabeza a los pies y un grandísimo profesional y que os voy a contar de Amalia su mujer, siempre se ha dicho que detrás de un gran hombre hay una gran mujer, yo no se sí va delante o detrás pero lo que sí os puedo asegurar es de que hacen una pareja preciosa y un gran equipo.

Ahora os mostrare las fotos de la prueba de de la Diva para que veáis que no os miento.

Os tengo muchísimas cosas que contar, pero una de las cosas que para mi era muy importante para ese día tan especial, era contar con unos buenos profesionales y por fin ya los tengo, así que sí tenéis en breve algún evento no dudéis en contactar con la peluquería de Alberto Cerdan, grandes como el y con tanta seriedad desgraciadamente hay pocos, así que ya tenemos peluquería.

 

 

No hay comentarios, puedes añadir el tuyo a continuación.

Escribe un Comentario