cabecera

Mi Ritual de Belleza Asequible

escrito el 31 octubre en Belleza por

Hoy en día, con la que está cayendo con la crisis y con el poco tiempo y dinero que tenemos para invertir en nosotras, tenemos que tener alternativas económicas y caseras para poder cuidarnos.
Si estamos bien por dentro adquiriendo unos hábitos alimenticios saludables, teniendo la voluntad para hacer un poco de ejercicio, aunque sólo sea caminar y dedicamos un poco de tiempo a mimarnos, el resultado se percibirá desde fuera.

El ritmo tan acelerado con el que vivimos en esta sociedad y los malos hábitos hacen que el proceso de envejecimiento se acelere, por lo cual yo hoy os voy a dar algunas claves para que, sin necesidad de salir de casa ni de ir a un Spa, podamos disfrutar de unos momentos placenteros.
Aunque también tengo que decir que, si os lo podéis permitir aunque sólo sea una vez al mes, no dudéis en ir a un Spa pues vuestra piel y vuestra mente os lo agradecerán.

Ayer fue el cumpleaños de mi amiga Rosa y nos reunimos muchas chicas, ellas me pedían que diera consejos caseros par cuidar su piel y su pelo y aquí estoy yo para explicaros un buen ritual de belleza casero.

Empezaremos poniendo unas velas relajantes en el baño para ir creando ambiente de relax. Seguidamente llenamos la bañera y le añadimos sales y aceites relajantes. Cuando no tengo sales siempre tengo otra alternativa: mezclo la sal de cocina con algún aceite que tenga por casa, siempre suelo tener aceite ayurvérdico Honey Harmony de Rituals (12,50 eur.) que relaja los sentidos o el aceite de lavanda que tambien relaja, lo añado a la bañera dejando el grifo correr, en seguida el aroma se va expandiendo, es un placer para los sentidos.

Lo primero que hago es lavarme el pelo y aplicarme generosamente una mascarilla hidratante, lo peino y lo envuelvo con una toalla mojada en agua muy caliente. Ahora en Primark venden unas toallas pequeñas y muy cómodas para el pelo.

Después me limpio la cara a conciencia, la exfolio con una crema suave. Tengo la piel muy delicada así que me aplico una mascarilla adecuada a mi tipo de piel. Sinceramente siempre me aplico dos, una mascarilla limpiadora que me suelo dejar 10 minutos de The Lab Room y otra efecto Lifting de Pro-Care, esta me la suelo poner una vez que estoy relajada en la cama y me la dejo hasta 40 minutos.

Antes de sumergirme en la bañera, mezclo en un cuenco sal, aceite y un yogurt que contenga mucha grasa y me lo aplico en seco por todo el cuerpo, haciendo un poco de masaje en círculos y hacia arriba para activar la circulación. Suelo insistir mucho en los tobillos masajeandolos bien y con delicadeza, pues suelo retener mucho liquido en esa zona, con un poco más de energía masajeo también los codos y los pies.

Una vez hecho todo este protocolo de belleza me sumerjo en la bañera con una buena música que me relaje y dejo que mi mente fluya.
Después, me pongo una buena crema hidratante. Cuando digo buena no quiero decir cara, ya sabéis que una de mis favoritas es la de Natural Honey de aceite de Argan y si tenemos las piernas muy pesadas y cansadas hay una crema específica para piernas cansadas de la misma marca.

Al terminar te sentirás como nueva, con una piel radiante y sexy.

4 Comentarios

Escribe un Comentario